Màs de 2000 anos de historia | Catacombes de Paris - Musée Carnavalet - Histoire de la ville de Paris | Paris.fr
+ TOUS LES MUSÉES DE LA VILLE DE PARIS

DéCOUVREZ LES 14 MUSéES DE LA VILLE DE PARIS

» Fermer

Màs de 2000 anos de historia

UN VIAJE MÁS ALLÁ DEL TIEMPO

Las Catacumbas, un auténtico laberinto situado en el corazón del París subterráneo, se construyeron en las antiguas canteras, cuyas piedras se utilizaron para erigir la capital.

A una profundidad de 20 metros bajo el suelo, el osario reúne los restos de millones de parisinos, trasladados entre finales del siglo XVIII y mediados del siglo XIX conforme los cementerios iban cerrando por razones de insalubridad. El primero en cerrar fue el cementerio de los Inocentes ubicado en el actual barrio de les Halles, en 1785.

A lo largo de la maraña de oscuras galerías y estrechos pasillos, el visitante se adentra en la escenificación de la muerte con osamentas dispuestas en una decoración romántica y macabra. A la entrada del osario, un alejandrino reza: «Detente, éste es el imperio de la muerte» y abre una larga serie de frases, poemas y otros textos profanos o religiosos que añaden una dimensión meditativa al recorrido.

Este lugar original recupera de forma emocionante la historia de los parisinos e invita a realizar un viaje más allá del tiempo.


UN LUGAR ÚNICO EN LAS ANTIGUAS GALERÍAS DE UNA CANTERA

En las Catacumbas se entremezclan la historia de París y la evolución geológica de la Tierra.

45 millones de años antes de nuestra era, un mar tropical cubría el lugar donde ahora se encuentran París y sus alrededores. Sobre el fondo marino se acumularon decenas de metros de sedimentos que, con el paso del tiempo, acabarían convirtiéndose en caliza, visible a día de hoy en las Catacumbas. Los geólogos de todo el mundo denominan a este periodo de la historia de la Tierra «Luteciano», de «Lutecia», nombre galorromano de París.

Desde el siglo I d.C, los galorromanos utilizaron esta caliza para construir Lutecia. A partir del siglo XIII, las canteras abiertas en las laderas del Bièvre se hicieron subterráneas para extraer la enorme cantidad de piedra necesaria para la construcción de la catedral de Notre-Dame, del Louvre y de las murallas de la ciudad. Los pilares de contención, los socavones con forma de campana, el pozo de agua ornamental o la galería de esculturas de Port-Mahon, situados en el recorrido de la visita de las Catacumbas, testimonian la explotación del lugar a lo largo de los siglos. Estas canteras dejaron los vacíos que comenzaron a ser utilizados como osario en el siglo XVIII, formando así las Catacumbas de París.


ALGUNOS MUERTOS CÉLEBRES

Entre los huesos procedentes de varios cementerios e iglesias de París, se conservaron sin duda los de un gran número de personalidades de los siglos anteriores, entre otros, los escritores François Rabelais (entre 1483 y 1494 – 1553), Jean de la Fontaine (1621 - 1698) y Charles Perrault (1628 - 1703), el escultor François Girardon (1628 – 1715), el pintor Simon Vouet (1590 – 1649), los arquitectos Salomon de Brosse (1571 – 1626), Claude Perrault (1613 – 1688) o incluso Jules Hardouin-Mansart (1646 – 1708).

Durante la Revolución, algunos fueron inhumados directamente en las Catacumbas. Tal es el caso de los guardas suizos asesinados en la toma de las Tullerías el 10 de agosto de 1792 o de las víctimas de las masacres de septiembre de 1792.

Los restos de los guillotinados fueron trasladados desde sus primeras fosas: Lavoisier (1743 – 1794), Madame Elisabeth (1764 – 1794), Camille y Lucile Desmoulins (1760 – 1794 et 1771 – 1794), Danton (1759 – 1794), Robespierre (1758 – 1794)…


LAS CATACUMBAS EN FECHAS

4 de abril de 1777: creación de la Inspección general de las canteras, encargada de la protección de las canteras parisinas (Luis XVI).

7 de abril 1786: bendición y consagración de las antiguas canteras de la Tombe-Issoire, que se convierten en el osario denominado «Catacumbas». Tardaron dos años en trasladar todos los huesos del cementerio de los Inocentes, el mayor de París.

1787-1814: traslado de los huesos de otros cementerios parroquiales parisinos a las Catacumbas.

1810-1814: Héricart de Thury, inspector general de las canteras, habilita el lugar para que pueda ser visitado por el público.

1859: últimos traslados de huesos debidos a las obras urbanísticas de Haussmann.

1897: noche del 2 de abril, fiesta macabra celebrada en las Catacumbas por sabios, artistas y burgueses.

1983: reanudación de la gestión de las Catacumbas por parte la Dirección de asuntos culturales de la Ciudad de París, después de que la gestionara la Inspección general de las canteras.

2002: julio, anexión oficial de las Catacumbas al museo Carnavalet - Historia de París.

2008: reapertura de las Catacumbas después de 3 meses de obras, especialmente en la galería Port-Mahon, cerrada desde 1995.


CIFRAS CLAVE

20 metros: profundidad de las Catacumbas, equivalente a un edificio de 5 plantas

213: número de escalones para acceder a éstas (130 en la entrada y 83 en la salida)

2 kilómetros: longitud del recorrido de la visita

45 minutos: tiempo medio de la visita

14°C: temperatura constante en las catacumbas

11.000 m2: superficie del osario

800 metros: longitud de las galerías del osario


Crédits photographiques: © Eric Emo / Musée Carnavalet - Catacombes / Roger-Viollet