Catacumbas | Catacombes de Paris - Musée Carnavalet - Histoire de la ville de Paris | Paris.fr
+ TOUS LES MUSÉES DE LA VILLE DE PARIS

DéCOUVREZ LES 14 MUSéES DE LA VILLE DE PARIS

» Fermer

Catacumbas

El origen de las Catacumbas de París (que más bien deberían denominarse «osario municipal») se remonta a finales del siglo XVIII.

El origen de las Catacumbas de París (que más bien deberían denominarse «osario municipal») se remonta a finales del siglo XVIII.

Este osario recibió la denominación de «Catacumbas» en referencia a las Catacumbas de Roma, nombre dado primitivamente a un antiguo cementerio situado cerca de la Vía Apia.

El cementerio de los Inocentes (cerca de Saint-Eustache, en el barrio de Halles) se había utilizado durante casi diez siglos y se había convertido en un foco de infección para los habitantes del barrio. Tras recibir múltiples quejas, el Consejo de Estado, por decreto de 9 de noviembre de 1785, pronunció la supresión y la evacuación del cementerio de los Inocentes.

Así, decidieron trasladar las osamentas a unas antiguas canteras. La Ciudad de París acababa de crear una inspección general de Canteras destinada a consolidar las vías públicas minadas por las canteras. En las canteras de «Tombe-Issoire» se realizaron obras de albañilería, de apuntalado de galerías y se excavó una escalera flanqueada por un pozo para depositar los huesos.

El traslado de los restos comenzó después de la bendición y la consagración del lugar el 7 de abril de 1786 y continuó hasta 1788. Éste se realizaba siempre al atardecer y siguiendo un ceremonial que requería la procesión de sacerdotes con sobrepelliz. Cantaban el oficio de difuntos a lo largo del trayecto que seguían los carros cargados con huesos y cubiertos con un velo negro. Más tarde, y hasta 1814, éste fue el lugar de reposo de las osamentas de todos los cementerios de París.

Desde su creación, las Catacumbas han suscitado curiosidad. En 1787, el Conde de Artois, futuro Carlos X, descendió a ellas en compañía de damas de la Corte. Al año siguiente, se menciona la visita de Madame de Polignac y Madame de Guiche. En 1814 las visitó Francisco I, emperador de Austria, residente como vencedor en París. En 1860, Napoleón III descendió con su hijo.

Las Catacumbas de París volvieron a abrirse al público el 14 de junio de 2005 tras haber estado varios meses cerradas por obras. Se revisó la iluminación, se consolidaron las bóvedas y se volvieron a montar las paredes de osamentas.

Crédits photographiques: © Eric Emo / Musée Carnavalet - Catacombes / Roger-Viollet